Cambios de creencias

Cambios de creencias

¿Qué creencias están cambiando cuando cacareamos tanto sobre el cambio? Esta pregunta se la he hecho a varios clientes últimamente…y no obtengo respuestas satisfactorias. Me atrevo con tres creencias. Siguiendo con el artículo anterior sobre el presente permanente, nuestros anclajes de sentido ya no se sitúan en el ámbito de la aceleración, como sucedió en buena parte del siglo XX ¿Qué cambios de creencias deberán suceder?

La presencia

¿Qué significa presencia hoy día? Cuanto más se han estrechado nuestro horizonte temporal, hasta llegar al presente permanente que conocemos, más se ha sofisticado el andamiaje desde el que se nos pide que actuemos sobre el mundo. A nivel individual, nuestros anclajes pasan por sacar mejor provecho de las situaciones desde nuestras varias inteligencias, desde nuestros varios niveles de conciencia, nuestros varios niveles de escucha, etc. A nivel de equipo, el sentido parece emerger mejor de la conversación que surge del círculo, ya sea desde un equipo natural o desde una comunidad de aprendizaje. A nivel de sistemas, el sentido parece emerger en una mayor integración y colaboración entre sistemas. La enseñanza regulada o la formación corporativa no nos prepara para cualquiera de ellos.

El compromiso

¿Qué significa comprometerse hoy día? ¿Qué condiciones tienen que darse para que mejore el nivel de compromiso en uno mismo, en un equipo, en una organización, y entre organizaciones? El reto del compromiso parece estar estrechamente vinculado con la complejidad adaptativa, aquella que pasa por involucrar a muchos en una orientación deseada como condición para que se comprometan con dicha orientación. Los sistemas de poder en las organizaciones o en la sociedad no nos preparan para ello.

El valor

¿Qué significa dar valor hoy día? Situarnos en el ámbito de la complejidad, más concretamente en la complejidad adaptativa, es decir: navegar en la contradicción, crear las condiciones para un diálogo constructivo, aglutinar a muchos en torno a mismo sentido, conciliar posturas antagónicas e incluso enemigas, conjugar dilemas-trilemas o cuatrilemas, enrolarse en iniciativas de colaboración multi-sistemas, anticipar futuros plausibles o disponer de una visión evolutiva. Los sistemas de decisión en las organizaciones o en la sociedad no nos preparan para ello.