Cuando llamas cambio a lo que en verdad es control

¿Cuánta fantasía de control hay en las propuestas de cambio que haces a tu empresa? ¿Cuánto detecta tu aspiración de control aquel que te propone una metodología de cambio? ¿Mayor control significa mayor poder por tu parte? ¿Qué te lleva a creer que un mayor control tuyo es bueno para el negocio respecto a un mayor aprendizaje de muchos?

El cambio es al aprendizaje lo que el control es al poder. El desarrollo es al proceso para aprender y cambiar lo que la formación es al procedimiento de estructuración de contenidos para enseñar. El cambio es a la propuesta de un proceso para generar apertura del sistema lo que la formación es a la propuesta de un procedimiento para reforzar la clausura sistémica, al menos en muchas formaciones que se llevan a cabo bajo la etiqueta de desarrollo.

En un proceso de desarrollo para generar cambio individual o del equipo, el contenido es generado por el equipo involucrado, dentro de la misión y del marco del negocio. El aprendizaje colaborativo requiere de un proceso de co-creación para generar inclusión y compromiso en las personas. La enseñanza desde la formación presupone que los participantes no conocen barreras emocionales, tienen la capacidad cognitiva y además se muestran comprometidos con la empresa, lo cual es mucho suponer.